Contrapuntos

¿Viva Arkansas????

Un artículo reciente en el Arkansas Democrat-Gazette respecto a la nómina estatal compara el número de empleados del Estado y sus salarios y beneficios, con la forma en que Arkansas ha incrementado su Producto Interno Bruto (PIB) y su crecimiento demográfico. Esta información permite a los ciudadanos de Arkansas determinar exactamente lo que está pasando con el dinero de sus impuestos.

La población de Arkansas aumentó de 1988 a 2010 en un 25%, mientras que el número de empleados públicos aumentó un 62%, casi 2 1/2 veces más rápido que la población.

Cuando se compara el PIB de Arkansas con el aumento en el costo de los sueldos y beneficios de los empleados estatales, el PIB se incrementó un 60%, mientras que el costo de los salarios estatales y beneficios aumentaron un 260%, durante el mismo período.

¿Hay alguna duda de que el tamaño y costo del gobierno de Arkansas ha sobrepasado el crecimiento de la población general del Estado?

Apuesto a que los contribuyentes de Arkansas no lo sabían y ahora están preparados para protestar fuertemente.

 

 El problema de los fanáticos religiosos

Ya es tiempo que reaccionemos con fuerza ante los aparentemente interminables conflictos y la pobreza en los países en los que el dogma religioso es la ley.

Donde quiera que se mire, las “leyes” religiosas parecen estar asociadas con la opresión, el odio y la pobreza, por lo que concluyo que la religión no tiene un lugar legítimo en nuestras leyes ni en el gobierno. Normas seculares de bien y templadas con bondad, generosidad y comprensión, han proporcionado una base sólida para la sociedad civil desde hace miles de años antes de Jesús, Mahoma o que cualquier otro líder religioso existiera.

Sin embargo, es inquietante el tono insultante hacia las personas religiosas en general. Las personas con profundas creencias religiosas nunca han sido el problema.

El verdadero problema surge cuando los líderes religiosos ceden a su arrogancia y declaran sus credos como la única y absoluta “verdad” y luego usan esa base de leyes religiosas para castigar a los disidentes.

Muchos cristianos critican a los musulmanes y su ley islámica (Sharia), pero no dudan en apoyar las leyes basadas en la Biblia.

Si verdaderamente aceptaran y cumplieran la ley bíblica, tendríamos que condenar a muerte a los adúlteros y a los que van a trabajar, en lugar de ir a misa.

Siempre hemos sido y debemos seguir siendo una nación con libertades inalterables de opinión y de religión.

 

Política exterior

Ha habido demasiada sangre estadounidense derramada en las arenas de Oriente Medio, con muy pocos avances que mostrar por ello.

Si los problemas internacionales justifican poner tropas estadounidenses en zonas peligrosas, esta decisión debería ser públicamente discutida entre los legisladores y el presidente. Las guerras han sido libradas a menudo por razones tontas, irracionales, e infundadas.

Este es el momento adecuado para una discusión más amplia sobre el papel controlador de EEUU como la superpotencia militar más importante del mundo. Obama puede avanzar las relaciones internacionales, llevando el enfoque de su política exterior, acorde con la civilización del siglo 21, reconociendo que hay otros países que también podrían desempeñar un papel vital como potencias internacionales y no dejando todo el peso y costo sobre los hombros de nuestros militares y ciudadanos contribuyentes.

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /