La conmoción cerebral es un peligro subestimado en los deportes
Afecta prácticamente todas las disciplinas deportivas
8330A.jpg

Aunque durante muchos años su peligro se ha subestimado, la conmoción cerebral es un auténtico desafío de salud pública que afecta no sólo a las disciplinas deportivas más físicas (fútbol americano, rugby, boxeo), sino a prácticamente todos los deportes.

Casi todos los deportes están afectados por ello: equitación, hockey, balonmano, esquí, fútbol soccer, ciclismo, automovilismo, artes marciales... Ninguno parece escapar a un problema que preocupa cada vez más a autoridades médicas y deportivas.

En Estados Unidos las cifras oficiales hablarían de unos dos millones de casos.

Para los expertos, uno de los peligros es la falta de información, ya que en el 90% de los casos la conmoción no conlleva un KO o una pérdida de conocimiento.

En unos minutos el deportista puede parecer volver a la normalidad, aunque el daño ya se haya producido: el cerebro, según la definición exacta de conmoción, ha golpeado la caja craneal, lo que en ocasiones puede producir lesiones irreparables.

Los deportistas intentan demostrar rápidamente que están bien cuando sufren un golpe y los entrenadores también tienen tendencia a confiar en un jugador que les dice que se siente bien.

Cualquier impacto fuerte en la cabeza puede producir daños graves y una sucesión de golpes durante cierto tiempo puede provocar una patología (encefalopatía traumática crónica), también conocida por algunos en términos populares como 'demencia del boxeador', que puede ser responsable de depresión y tendencia al suicidio.

El rugby y el boxeo son dos de los deportes donde se lleva más tiempo trabajando para minimizar los riesgos por conmoción cerebral. Para ello se multiplican las pruebas neurológicas de pretemporada y se establecen protocolos de actuación, para evaluar lo antes posible si se ha producido una conmoción. Este tipo de consultas médicas en las horas o días posteriores son importantes para revelar casos que podían haber pasado inadvertidos en un primer momento.

Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /