El nuevo “poder latino”
Por Michel Leidermann
Los legisladores y analistas políticos se quedaron estupefactos por el tamaño de las marchas exigiendo una ley de inmigración integral. Más de 500,000 manifestantes en Los Ángeles, 300,000 en Chicago, 3,000 en Little Rock y decenas de miles en otras ciudades. ¿Porqué estas grandes muchedumbres salieron a la luz de repente, después de tantos años de mantenerse callados?
En primer lugar, por exasperación. Muchos de los manifestantes son trabajadores indocumentados, temerosos de ser deportados. Pero muchos otros son residentes legales y ciudadanos naturalizados, que están hartos de los ataques contra los inmigrantes --a veces racistas-- de parte de muchos políticos y periodistas.
Pero además, el tamaño de las protestas refleja el nuevo perfil de millones de latinos en los EUA. Los nuevos inmigrantes están mucho más conectados a sus países de origen que sus predecesores.
Por ejemplo:
• Hace apenas una o dos décadas, la mayoría de los inmigrantes latinoamericanos sólo podían darse el lujo de hablar a sus países natales una o dos veces por mes. Hoy, gracias al abaratamiento de las tarifas telefónicas --una tarjeta telefónica de $5 permite hacer llamadas a México por siete horas-- muchos inmigrantes hablan con sus seres queridos en América Latina varias veces al día.
• Hace una década, la mayoría de los inmigrantes latinoamericanos se enteraban de lo que pasaba en sus países natales en las secciones de "noticias breves"de los medios en español. Ahora, gracias a la televisión por cable, que ofrece más de 500 canales, muchos pueden ver los noticieros de sus países en vivo y en directo, en sus casas.
• Muchos de los estimados 14 millones de latinos en EUA que usan la Internet, leen los periódicos de sus países de origen, en lugar de los periódicos de los EUA. Es lógico que así sea, considerando que la mayoría de los periódicos de los EUA tienen muy poca información sobre América Latina.
• Gracias a tarifas aéreas más baratas, millones de inmigrantes pueden visitar sus hogares con mucha mayor frecuencia que sus predecesores.
• El hecho de que México, Colombia, Argentina y otros países, hayan aceptado la doble nacionalidad, hace que muchos inmigrantes ya no enfrenten agonizantes dilemas sobre su lealtad nacional. Los ciudadanos multinacionales se encogen de hombros cuando se les pregunta cual país consideran su casa: dicen que es como si se les preguntara a quién quieren más, a su mamá o a su papá.
• Mientras hace algunas generaciones la mayoría de inmigrantes mexicanos en California y Texas prohibían a sus hijos hablar español, para que se integraran más rápidamente a la sociedad estadounidense, hoy muchos les enseñan español a sus hijos. En la era del libre comercio, la globalización y la convicción de que siempre hay que satisfacer al cliente, los nuevos inmigrantes ven el bilingüismo como una ventaja.
Recientes encuestas nacionales entre inmigrantes legales, confirman el nuevo perfil del inmigrante. Mientras hace algunas décadas muchos residentes legales querían cerrar la puerta de la inmigración detrás de ellos, la encuesta muestra que ahora el 73% dice que los indocumentados ayudan la economía de los EUA, en lugar de perjudicarla. El nuevo "Poder Latino" no se convertirá en un movimiento separatista. Pero desde ahora será una multitud, relativamente pacifica, que saldrá a la calle cuando se sienta amenazada por el odio anti-latino.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /