La generación digital más tonta de todos los tiempos.
Por Michel Leidermann

En 2001, el profesor en la Universidad Emory de Atlanta, Mark Bauerlein, publicó un libro cuyo título en inglés se traduce como La generación más tonta de todos los tiempos. Según Bauerlein “los jóvenes de hoy no saben nada y su ignorancia es tan extrema que amenaza el futuro de la sociedad”.

Esta generación digital nació entre 1977 y 1997. En Estados Unidos representa más de 80 millones de personas, el mayor segmento de la población. Se caracteriza por ser la primera generación en haber crecido rodeada de tecnologías digitales.

Otros sostienen que al crecer rodeados de tecnología, su mente se ha desarrollado para poder enfrentar los desafíos del futuro. Pueden realizar múltiples tareas simultáneamente y manejar grandes cantidades de información. Contrario a un comportamiento pasivo, siempre esperan participar y colaborar. Cada vez que escriben un blog y publican un video, sintetizan información y proponen nuevos puntos de vista. Esto no sólo representa una oportunidad para ellos, sino para el resto de la humanidad.

A diferencia de los Baby Boomers, aquellos nacidos entre 1946 y 1964, en promedio esa generación veía 22,4 horas semanales de televisión. La televisión fue el medio que les permitió hacer la diferencia en lo cultural, lo político y lo económico. Hoy en día los jóvenes ven mucho menos televisión. Para ellos es como un ruido más en el ambiente. La Internet, contrario a sólo recibir información, se ha convertido en un medio de doble vía. Es por esto que la generación digital ha crecido con rasgos muy distintivos: valoran altamente la libertad, quieren personalizar todo a su gusto, son colaboradores por instinto, cuestionan lo establecido, son personas que respetan la diversidad y siempre buscan la velocidad y la innovación.

Realmente pareciera no importarles la cantidad de información que ponen en la Internet. Aún si se trata de las fotos de la fiesta de la noche anterior. Pero lo van a lamentar más tarde cuando, por ejemplo, las empresas revisen su Facebook en un proceso de contratación, como ya están empezando a hacer.

Existe mucho cinismo con respecto a esta generación. Muchos dicen que son adictos a la red digital, que no hacen deporte y perdieron sus capacidades sociales. Pero no existen estudios serios para sustentar estos argumentos.

Lo que sorprende es cómo los jóvenes de hoy aceptan la diversidad. Nunca antes habían sido tan altas las tasas de jóvenes apoyando causas sociales. Hay estadísticas concretas que muestran cómo los resultados de las pruebas de inteligencia (IQ) no han parado de crecer con los años. El consumo de alcohol y drogas ha caído. Cada vez es más competitivo entrar a las universidades y es evidente cómo mejoran el desempeño en los deportes. Esta es una generación con mucho potencial.

El problema en la educación tradicional, es que el profesor recita una cátedra y se asemeja mucho a la televisión. Estos estudiantes han crecido rodeados de información gracias a Google o Wikipedia. Prefieren colaborar y conversar en vez de sólo recibir una cátedra. Nunca antes en Estados Unidos las tasas de deserción escolar habían sido tan altas. Ahora ellos aprenden distinto. La gran diferencia es que ahora el estudiante es el eje central del proceso de aprendizaje, pues tiene los medios para descubrir el mundo por sí mismo.

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /