LA ESTATUA DE LA LIBERTAD
SÍMBOLO DE ESPERANZA PARA LOS OPRIMIDOS

“La libertad iluminando el mundo” conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de los Estados Unidos y de todo el mundo. Se encuentra en la isla Bedloe al sur de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis, en Nueva York.

La Estatua de la Libertad fue un regalo de los franceses a los estadounidenses para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre las dos naciones. La estatua inaugurada el 28 de octubre de 1886, es obra del escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi y la estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel. El costo total de la estatua, que fue de un millón de francos, fue cubierto en su totalidad por el pueblo francés. Mientras los estadounidenses aportaron los 250 mil dólares necesarios para el pedestal.

Pero no se había logrado reunir más que la mitad del dinero necesario para construir el pedestal. El editor Joseph Pulitzer lanzó una campaña animando a que se hicieran donativos y publicaba en su popular periódico, el New York World, los nombres de cuantos iban contribuyendo, con mucho o poco dinero. Finalmente, 121.000 personas aportaron más de 100.000 dólares.

La elección del rostro dio muchos quebraderos de cabeza a Bartholdi, que finalmente se decidió por las adustas facciones de su madre. Otro problema era encontrar los materiales adecuados para construir una estatua que resistiera la intemperie y, a la vez, fuera liviana para transportarla por mar, hueca, y revestida en láminas de cobre. En su mano derecha, en posición elevada, la estatua porta una antorcha iluminada; en su mano izquierda, lleva la tablilla de la ley que lleva inscrita con números romanos la fecha del 4 de julio de 1776. Además, una cadena rota se encuentra a sus pies.

La Estatua de la Libertad mide alrededor de 46 metros de altura y pesa 225 toneladas. La estatua había de alzarse sobre un pedestal tan alto como ella, con lo que llegaría a elevarse unos 93 metros sobre el nivel del suelo.

En términos arquitectónicos, la estatua recuerda al famoso Coloso de Rodas, una de las “siete maravillas del mundo”.

El 15 de octubre de 1924, la estatua fue declarada como monumento nacional de los Estados Unidos. Desde 1984 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

La Estatua de la Libertad, además de ser un monumento importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo en Estados Unidos y representa, en un plano más general, la libertad y emancipación con respecto a la opresión.

Desde su inauguración en 1886, la estatua fue la primera visión que tenían los inmigrantes europeos al llegar por barco a Nueva York tras su travesía por el océano Atlántico.

 

EL NUEVO COLOSO

La base del monumento, lleva una placa de bronce grabada con la parte final del soneto un soneto escrito en 1883, de la poetisa estadounidense Emma Lazarus titulado “The New Colossus” (El nuevo coloso). Las “ciudades gemelas” se refiere a Nueva York y Brooklyn, aún no consolidadas como una sóla en 1883.

La placa de bronce no estaba cuando se inauguró la estatua sino que se añadió en 1903.

Su última estrofa es el símbolo de bienvenida a los que llegan a estas tierras en busca de una nueva vida.

No como el mítico gigante griego de bronce,

Con extremidades conquistadoras extendiéndose de tierra a tierra,

Aquí en nuestras puertas bañadas por el mar, al atardecer estará de pie

Una poderosa mujer con una antorcha, cuya llama es

La luz de los prisioneros, su nombre es

Madre de los exiliados. Su mano como faro

Brilla en bienvenida al mundo entero. Sus ojos apacibles dominan

La bahía ventosa enmarcada por las ciudades gemelas.

Guarden, antiguas tierras, su pompa legendaria, grita ella

Con silenciosos labios. “Dame tus cansados, tus pobres,

Tus hacinadas multitudes anhelantes de respirar en libertad,

El desdichado desecho de tus rebosantes playas,

Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades

Yo alzo mi lámpara junto a la puerta dorada”

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /