Juez ordena vigilar al “alguacil más duro de EE.UU.” por discriminación contra latinos

 

El juez Murray Snow de Phoenix, Arizona, ordenó el miércoles 2 que la oficina del alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, sea vigilada por un observador independiente y por una junta comunitaria asesora que supervisen sus actividades.
El juez encontró que Arpaio y su oficina cometía discriminación racial contra los latinos y ordenó al “alguacil más duro de Estados Unidos” (un apodo que Arpaio destaca en su sitio de internet) detener la discriminación inmediatamente. Además, prohibió algunos de sus procedimientos.
La oficina del sheriff de Maricopa tiene una larga historia de detención de vehículos con ocupantes de piel morena o ascendencia latina. Los revisa más estrictamente y los para con más frecuencia, según el juez.
Arpaio emitió un comunicado en el que afirmó que “Como el alguacil de Maricopa electo constitucionalmente, seguiré realizando mis deberes y haciendo cumplir las leyes”.
Según la orden del juez, el observador podrá supervisar todas las actividades de la oficina de Arpaio y de sus agentes, desde redadas hasta controles de tráfico, para asegurarse de que no se violen los derechos de la comunidad latina. La oficina de Arpaio destaca por ser la tercera más grande en Estados Unidos, con más de 3.400 empleados.
En el caso de las redadas, los agentes de Arpaio deberán explicar los resultados de las mismas a una junta comunitaria en un plazo no mayor a 30 días. Dicha junta estará formada por tres miembros designados por la oficina de Arpaio y otros tres por la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, la organización que, en nombre de un turista latino detenido en 2007 por los agentes de Arpaio, ganó una demanda contra su oficina.

El juez Murray Snow de Phoenix, Arizona, ordenó el miércoles 2 que la oficina del alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, sea vigilada por un observador independiente y por una junta comunitaria asesora que supervisen sus actividades.

El juez encontró que Arpaio y su oficina cometía discriminación racial contra los latinos y ordenó al “alguacil más duro de Estados Unidos” (un apodo que Arpaio destaca en su sitio de internet) detener la discriminación inmediatamente. Además, prohibió algunos de sus procedimientos.

La oficina del sheriff de Maricopa tiene una larga historia de detención de vehículos con ocupantes de piel morena o ascendencia latina. Los revisa más estrictamente y los para con más frecuencia, según el juez.

Arpaio emitió un comunicado en el que afirmó que “Como el alguacil de Maricopa electo constitucionalmente, seguiré realizando mis deberes y haciendo cumplir las leyes”.

Según la orden del juez, el observador podrá supervisar todas las actividades de la oficina de Arpaio y de sus agentes, desde redadas hasta controles de tráfico, para asegurarse de que no se violen los derechos de la comunidad latina. La oficina de Arpaio destaca por ser la tercera más grande en Estados Unidos, con más de 3.400 empleados.

En el caso de las redadas, los agentes de Arpaio deberán explicar los resultados de las mismas a una junta comunitaria en un plazo no mayor a 30 días. Dicha junta estará formada por tres miembros designados por la oficina de Arpaio y otros tres por la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, la organización que, en nombre de un turista latino detenido en 2007 por los agentes de Arpaio, ganó una demanda contra su oficina.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /