Lo que necesita saber sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

8516B.jpg
El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos neuroconductuales más comunes de la infancia y frecuentemente perdura hasta la edad adulta. En los Estados Unidos, cerca de 1 de cada 10 niños, entre 4 y 17 años ha recibido un diagnóstico del TDAH. Los costos asociados al TDAH en la niñez se han calculado de manera conservadora en $38 000 millones o más anuales. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) trabajan para entender cómo este trastorno afecta a los niños y las familias para poder hacer más con respecto al tratamiento y a la prevención.

Para garantizar que los niños con el TDAH alcancen su máximo potencial, es muy importante conseguir ayuda lo más pronto posible. Aunque no se conozca una cura para el TDAH, es un trastorno que se puede controlar eficazmente y algunos síntomas pueden mejorar a medida que el niño va creciendo.

Los niños con el TDAH pueden tener problemas para prestar atención y es posible que actúen sin pensar en las consecuencias de sus acciones o, en algunos casos, puede que sean demasiado activos. Muchos niños tienen problemas para concentrarse y comportarse bien en algún momento. No obstante, si estos síntomas continúan con el tiempo pueden volverse un trastorno y causar problemas en la escuela, el hogar y con los amigos. El TDAH podría poner a un niño en riesgo de otros problemas y afecciones, y los efectos podrían continuar hasta la adultez.

 

LOS NIÑOS CON TDAH:

Por lo general tienen otros trastornos de la conducta.

Pueden tener problemas para entablar amistades y mantenerlas.

Pueden mostrar conductas riesgosas que podría provocar una lesión.

Podrían tener problemas que interfieran con el éxito escolar.

 

QUÉ HACER CON ESTE TRASTORNO:

Si le preocupa el TDAH, el primer paso es obtener un diagnóstico preciso. No existe un examen único para diagnosticar el TDAH; además, muchos otros trastornos, como la ansiedad, la depresión y ciertos tipos de discapacidades del aprendizaje pueden tener síntomas similares. 

En la mayoría de los casos, el mejor tratamiento para el TDAH consiste en una combinación de medicamento y terapia conductual. Según la Academia Americana de Pediatría, las recomendaciones de tratamiento difieren de acuerdo a la edad. Los niños más pequeños podrían beneficiarse más del tratamiento de la conducta; es posible que los niños de más edad obtengan mejores beneficios de los medicamentos. Un buen plan de tratamiento incluirá una vigilancia atenta, seguimiento y ajustes necesarios a lo largo del proceso. 

Los padres y los médicos deben trabajar estrechamente con todas las personas involucradas en el tratamiento del niño: maestros, entrenadores, terapeutas y otros miembros de la familia. 

 

Para más información sobre el TDAH, los síntomas y tratamientos, los CDC patrocinan el Centro Nacional de Recursos sobre el TDAH. Visite el portal: http://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/TDAHRecursos/

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /