MARÍA GUADALUPE GARCÍA Y LA ASIGNACIÓN ESTUDIANTIL DEL DISTRITO ESCOLAR DE LITTLE ROCK
Por su larga trayectoria y mucha experiencia en la atención bilingüe hacia padres y alumnos latinos, a quienes ha auxiliado tanto en California como en Arkansas, María García es, sin duda, una funcionaria muy valiosa para el Distrito Escolar de Little Roc
Por Rafael Nuñez
8566A.jpg

María Guadalupe García es una persona de gran sencillez y de sonrisa fácil. Al conocerla, uno de inmediato nota que es una persona muy accesible, franca y amigable. En pocas palabras, ‘Lupe’ tiene un gran ‘don de gentes’. Todo eso hace que uno hable con alguien que tiene la gran virtud de saber comunicarse de la manera más simple posible. Pero en su papel como auxiliar bilingüe de Asignación Estudiantil para el Distrito Escolar de Little Rock (LRSD), Lupe domina una gran cantidad de datos que, la verdad sea dicha, no es algo fácil, y, no cualquier persona puede hacer de manera adecuada.

Desde su llegada a Little Rock hace 11 años, ella siempre ha vivido en el sector suroeste de Little Rock (conocido como ‘southwest’), y por tanto conoce de primerísima mano todo lo relacionado a las diversas virtudes y bondades que engalanan --pero también todas las dificultades y problemas que aquejan-- a dicho sector. Todo esto la convierte en una fuente inagotable de información sobre los niños latinos de edad escolar, sus padres, así como sobre los maestros y personal de las escuelas y los diversos planteles escolares del LRSD.

Actualmente Lupe funge como auxiliar bilingüe de Asignación Estudiantil en la Oficina para la Matriculación de Estudiantes del LRSD (#501 Sherman Street), en el sector centro de la ciudad. Su labor diaria consiste en asistir a los padres latinos en la matriculación o transferencia escolar de sus hijos. Lupe lleva 7 años y medio laborando en tal capacidad, desde junio del 2006.

Ella explica que la mayoría de los padres y alumnos a los que atiende “son personas latinas que hablan muy poco, y a veces nada de inglés”. Asimismo, dice que la mayor parte de las familias que acuden a la oficina van a matricular a sus hijos, “o bien, a pedir que sus hijos sean transferidos de una escuela a otra dentro del LRSD. Durante los 3 últimos años también se han dado casos de padres latinos que, independientemente de dónde vivan, vienen a solicitar que sus hijos sean transferidos a una de las llamadas “escuelas imán” (magnet schools), que son planteles especializados en ciertas materias. Es decir, que los padres latinos durante los últimos años se han venido informando más, y han aprendido o tomado conciencia de que cuentan con varias opciones en cuanto a que ellos mismos pueden elegir a cuál escuela enviar a sus hijos. O sea que, no porque viven en cierta zona, quiere decir que sus hijos por fuerza tienen que asistir a la escuela más cercana a su hogar. La verdad es que cualquier padre o madre puede acudir a la oficina de Lupe y solicitar que sus hijos sean transferidos a otra escuela.

 

Dichas peticiones tienen que ajustarse a los siguientes dos requisitos:

“Primero: puede solicitar que su niño sea transferido por cualesquier motivo, siempre y cuando los padres acepten proveer su propio transporte y la escuela a la que desea que su hijo sea transferido tenga vacantes para recibirlo. Esta opción se denomina TNT (transfer-no-transportation = traslado, sin transporte)

“Segundo: que solicite que su hijo sea transferido a una escuela “imán” o “magnet” (especializada en una o más materias), porque el padre desea que su hijo asista a este tipo de escuela”.

 

Trayectoria Laboral en Arkansas

 Antes de laborar como auxiliar bilingüe de Asignación Estudiantil durante los últimos 7 años, Lupe García trabajó para el LRSD como enlace para los Estándares de Cumplimiento Estatal de los estudiantes matriculados en cursos de Inglés como Segundo Idioma (English as a Second Language, o ESL). En tal capacidad laboró por dos años entre 2004 y 2006.

 Y antes de eso, Lupe fue contratada por UAMS (Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas) para trabajar como especialista en la instrucción de padres de familia en las diversas áreas de Crianza para los Hijos de 3 y 4 Años de Edad, y además como supervisora de los programas de Head-Start (Enseñanza Temprana para Bebés e Infantes) en la escuela Rockwood Elementary de North Little Rock.

 

Trayectoria Personal

María Guadalupe García García nació en 1970 en San Juan Palmira, Michoacán, México. Sus padres mudaron a la familia a la ciudad de México, DF, cuando Lupe tenía 2 años Luego, en 1975, toda la familia se traslada a Los Ángeles, California, cuando Lupe tenía 5 años. Ella dice que sus primeros recuerdos son de la casa donde vivía en el DF, y del barranco que estaba enfrente de dicha vivienda.

Lupe empezó a asistir a la escuela en Los Ángeles. Su primer plantel escolar fue la escuela Vernon Elementary, adónde ella ingresó al kinder. Allí siguió sólo hasta terminar el primer grado, ya que la familia se mudó a la ciudad de San Diego, donde Lupe cursó el segundo grado de primaria. “Recuerdo que fue precisamente en el segundo grado, al llegar a San Diego, cuando por primera vez me di cuenta de que yo era ‘diferente’ a los demás niños, ya que las autoridades de dicha escuela me colocaron en una clase donde se hablaba y se leía únicamente en español. Pero yo no sabía leer en español, puesto que en la escuela de Los Ángeles, sólo me habían enseñado a leer y escribir en inglés. Así pues, las autoridades escolares en San Diego consideraron que yo ‘estaba atrasada’, ya que yo no podía leer ni escribir en español, y por mis facciones y el color de mi piel, creían que yo debía saber leer y escribir en español o castellano. Ahora todo ese episodio de confusión me da risa, pero en aquel entonces fue algo que me impactó mucho emocionalmente. Pero gracias a Dios lo superé y pude seguir adelante”, recuerda ella.

Cabe señalar que durante su niñez y juventud, Lupe asistió a 8 diferentes escuelas antes de graduarse de la high school. “Después de esa primaria en San Diego, donde sólo duré un año, me acuerdo que cuando estaba yo por entrar al tercer grado mi familia y yo nos regresamos a vivir a Los Ángeles, específicamente al sector llamado East L.A. (este de Los Ángeles). Allí fui a la primaria y a la secundaria”.

Luego la familia se traslada al poblado de Lemoore, California (cerca de la ciudad de Fresno, en el valle central del estado), donde Lupe empieza a asistir a la High School. Al terminar su primer año de prepa, toda la familia se muda de nuevo, esta vez a Paso Robles, California (en la costa, cerca de la ciudad de San Luis Obispo), donde cursa el segundo año de prepa, tras lo cual la familia se muda de regreso a Los Ángeles, esta vez al sector denominado ‘South Central’ (Centro-Sur). Allí Lupe y ya estando en el 12º y último grado de preparatoria, decide suspender sus estudios y empieza a trabajar para el Distrito Escolar de Los Ángeles, varios meses después, comienza a tomar cursos de nivel universitario en el East L.A. Community College.

“Lo curioso del caso”, indicó Lupe, “es que yo empecé a tomar cursos universitarios sin contar aún con un diploma de high school, ya que en aquellos años (1989), no se necesitaba tener ningún diploma o certificado para comenzar el colegio comunitario (escuela universitaria de sólo dos años, que ofrece cursos equivalentes a los dos primeros años de la universidad de cuatro años) Únicamente había que aprobar un examen de entrada para poder comenzar las clases”.

Lupe en aquel entonces laboraba para el Distrito Escolar de L.A. como asistente bilingüe, trabajando con grupos de estudiantes latinos de primaria y secundaria que no hablaban inglés. “Mi trabajo consistía en traducirles a ellos, y ayudarlos a comprender sus clases, y también periódicamente administrarles exámenes. En aquel entonces yo tenía 18 años de edad, así que se podría decir que yo empecé muy temprano en mi carrera a laborar con distritos escolares”.

Conoció a su futuro esposo por medio de una red social por computadora en el año 2001. “Yo seguía trabajando para el Distrito Escolar de Los Ángeles, donde ya llevaba 12 años laborando. Recuerdo que utilizaba esa red social para comunicarme con amistades y familiares que residían en México. Al parecer, mi ahora esposo, José Antonio y que por pura coincidencia se apedilla igual que yo, García, usaba también esa misma red social, y además para el mismo propósito, o sea, comunicarse con sus conocidos en México. Como quiera que sea, una vez, alrededor de julio del 2001, él me envió un saludo por dicha red, y yo le contesté únicamente por curiosidad, debido a que tenía el mismo apellido que yo.

“Después, dos o tres veces empezamos a ‘chatear’ (platicar, en tiempo real, por computadora), pero en esas ocasiones era sólo para saludarnos mutuamente y hasta ahí. Únicamente ‘chateábamos’ unos dos o tres minutos y ya. Aproximadamente un mes después, en agosto del 2001, acordamos vernos para conocernos en persona”, detalló Lupe.

 Luego el noviazgo entre José Antonio y Lupe, duró alrededor de seis meses, y tras eso empezaron a vivir juntos. (mas tarde se casaron en Little Rock en febrero del 2003).

 

La Llegada a Little Rock

Lupe y José Antonio empezaron su vida familiar en Los Ángeles a principios del 2002. Posteriormente, José Antonio dice que no quería que las hijas crecieran en un ambiente cada vez más violento, como era el caso en Los Ángeles. Le contó que una prima de él vivía en Little Rock, y que de acuerdo a ella, y a un hermano, tanto el estado de Arkansas como la ciudad de Little Rock, eran lugares mucho más tranquilos que Los Ángeles.

 “Él me dijo que deseaba ir a visitar a su prima y así conocer Little Rock, y que después él me hablaría para decirme si en realidad dicha ciudad era un lugar más apropiado para criar a nuestros hijos”, dijo Lupe.

Un mes después, en julio del 2002, José Antonio le habló a Lupe. “Recuerdo como si fuera ayer lo que me dijo: ‘Vente, y tráete a las niñas. De aquí en adelante vamos a vivir en Little Rock. Aquí las espero, y vénganse lo más pronto posible porque ya las extraño demasiado’. Así pues, en menos de un mes mis dos hijas y yo abordamos un autobús ‘Greyhound’ y nos venimos a Little Rock viajando en autobús por espacio de dos días

 

Tiempos Difíciles

“Recuerdo “ dice Lupe, “como después de llegar a Little Rock yo duré como un mes llorando todos los días porque no podía encontrar trabajo por ningún lado, y además porque extrañaba demasiado a mis hermanas, hermanos y a mis padres, con los cuales yo siempre había convivido en Los Ángeles. Ellos seguían allá, mientras que yo estaba tan lejos de ellos acá en Arkansas”.

Finalmente, a dos meses de haber llegado a Little Rock, Lupe encontró trabajo cuando UAMS la contrató, en octubre del 2002, como especialista en la instrucción de padres de familia en el área de Crianza para los Hijos Pequeños, y además como supervisora de los programas de Head-Start en la primaria Rockwood Elementary en North Little Rock,... y lo demás, como lo expresa tan elocuente ese viejo dicho,... ‘ya es historia’.

 Por último, Lupe puntualizó que “la verdad es que a partir de mi contratación por UAMS, a mí y a mi familia nos ha ido muy bien. Me siento feliz en Arkansas, ya que he podido realizarme plenamente en mi trabajo, y tengo a mi familia: a mis hijos y mi esposo, y todos estamos, generalmente hablando, muy bien de salud. En realidad, todo lo que le he pedido a la vida se me ha concedido.

 

 

Para más información sobre la matriculación de alumnos en el LRSD, o sobre la Oficina de Asignación Estudiantil, llamar al 501-447-2950.

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /