Darán permiso de estadía legal a familiares de militares
Llaman a Obama para extender el beneficio a más grupos de indocumentados
8572A.jpg

Al mismo tiempo en que la esperanza de una legalización para los indocumentados se esfumó para 2013, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS) anunció que extenderá un permiso de estadía a los cónyuges, padres o hijos enlistados o que anteriormente sirvieron en las Fuerzas Armadas de los EEUU.

La decisión demuestra que el presidente puede ampliar la protección a indocumentados usando la amplia discreción que le otorgan la Ley y la Constitución, incluso sin una reforma migratoria

El USCIS anunció que sistematizará una práctica que venía realizándose de forma aislada desde agosto de 2010, que otorga permisos de estadía y otros beneficios migratorios a discreción de las autoridades federales, a familiares directos de un miembro de las Fuerzas Armadas.

Este beneficio se usaba muy desigualmente pues dependía de las oficinas locales de USCIS, algunas favorables a estos casos y otras no. Ahora, por medio del nuevo anuncio, las reglas incluyen a todos los miembros, activos, reservistas o veteranos y también a los padres, conyugues e hijos de miembros de la Fuerzas Armadas.

El beneficio otorgará un permiso de estadía llamado “parole in place” que esencialmente regulariza la presencia legal de los familiares del militar activo, reservista o veterano.

A mediados de la década pasada un abogado de Nueva York representó a la esposa indocumentada de un veterano de Irak que fue muerto en combate y a la que el gobierno estaba tratando de deportar. Este fue el primer caso que atrajo la atención nacional hacia la tragedia de familiares de veteranos que por las actuales leyes de inmigración no pueden obtener sus papeles. Lo último que debería preocupar a los soldados en servicio es la posible deportación de un miembro de su familia.

La nueva política indica no sólo que los familiares de miembros de las Fuerzas Armadas recibirán un permiso de estadía por un año, renovable, sino que al mismo tiempo eliminaría la marca del estatus “ilegal” que impide que muchos indocumentados obtengan una tarjeta de residencia aún cuando estén casados con un ciudadano.

Grupos defensores de los inmigrantes señalaron que esta decisión ilustra lo que puede hacer la Casa Blanca para proteger a grupos de indocumentados aún sin una ley de reforma migratoria. El presidente debería hacer más por todas las familias, pues tiene la autoridad legal y la obligación moral de hacerlo.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /