ÁRBITRO DE FÚTBOL: NOBLE ACTIVIDAD
8589A.jpg

Pocas consideraciones se han tenido a una noble actividad como la de ser árbitro de fútbol. Diría que más se ha insultado de lo que se ha hablado; sin embargo y usando una extraña analogía de telenovelas, “sin árbitros no hay paraíso”. 

Permítame recordarle, querido lector, que el fútbol aquí en la región central de Arkansas es una de pocas --sino es que la única-- actividad bien organizada para la comunidad latina donde toda la familia participa. El fútbol es practicado por niños, mujeres y hombres de todas las razas, sexo o condición social. El fútbol aglutina la comunidad y la hace ver grande y sublime. En ese contexto la función social que cumplen los árbitros es comparable con la de los jueces, la de los profesores de la escuela, o los médicos, ya que nosotros los árbitros estamos construyendo sociedad al brindarle a la comunidad la posibilidad de sano esparcimiento, lejos de las drogas y el alcohol, en beneficio de lo más sagrado en nuestra sociedad: la familia.

Somos los árbitros seres humanos que, al igual que todos los demás, nos equivocamos y cometemos errores. Ningún árbitro que he conocido ha pisado el campo de juego con el propósito de “meter la pata” o generar problemas. Al contrario, siempre ha sido nuestro deseo que los partidos de fútbol  finalicen de la mejor manera posible. Es por ello que los árbitros nos preparamos mediante la toma de un examen de las reglas de juego. Para ser árbitro no sólo se necesita valor, sino también aprobar el examen, que es un requisito indispensable para la certificación otorgada por la Federación Estadounidense de Soccer (USSF) que, de una forma u otra garantiza, como mínimo, que el árbitro, una vez certificado, domine el conocimiento de las reglas de juego. Muchas personas erróneamente argumentan el conocimiento de las reglas del juego basadas en los partidos profesionales que son observados por la televisión. Muy pocos se han detenido a leer y entender las 17 reglas que rigen el juego del fútbol.

Si usted compara la calidad de las canchas de juego, la jerarquía técnica de los jugadores, y la forma como se desarrolla el juego a nivel profesional, podrá entonces comprender la diferencia entre nosotros los árbitros aficionados, frente a los árbitros profesionales. No he conocido a ningún árbitro a nivel aficionado que pueda pagar la renta con el dinero obtenido cada fin de semana por su trabajo en la cancha. Nuestra presencia semanal obedece más al amor por el fútbol  que al dinero que se nos paga por arbitrar cada partido. No se puede negar que ese dinero no es más que una remuneración justa a una difícil tarea. Pero esa recompensa monetaria no justifica, desde ningún punto de vista, la agresión física o verbal a un árbitro. ¿Cómo se sentiría Usted si en su trabajo su inmediato supervisor lo insultara por una u otra causa? ¿Qué haría usted si su jefe lo golpea por algo que usted no vio, o no percibió? Le sugiero que se ponga en el lugar del árbitro y trate de entender el por qué de sus decisiones.

Aunado a lo anterior, considere, por favor, las consecuencias jurídicas y económicas que envuelven la agresión y, lo peor, la forma como se desdibuja y/o se mancilla, ante la sociedad en general, lo valioso que tiene nuestra comunidad latina. 

Finalmente, es importante destacar la labor que José Vicente “Don Pepe” Cano (presidente de la Liga MexArk) y Rigoberto Chávez (jefe de árbitros de la misma), realizan día con día para mantener el buen nivel y la continuidad de esta liga. Es innegable que la organización de un torneo no es una tarea fácil, máxime si se tiene en cuenta la presión que ejercen sobre la administración de MexArk, por un lado, los equipos, y por otro lado, la Federación misma. Además hay que tomar en cuenta los retos que implica la asignación de árbitros a cada uno de los partidos; y también, por supuesto, la indispensable integración tan necesaria (para así homologar criterios), entre los árbitros americanos y los latinos, así como también el aprendizaje y capacitación técnica de unos y otros.

Pero todos esos esfuerzos a fin de cuentas valen la pena, ya que lo mejor de todo, la mejor recompensa posible, es poder ver semanalmente a la gran familia latina disfrutando del deporte más lindo del mundo: EL FÚTBOL .

¡Nos vemos en Brasil! 

Nelson Galeano, es Árbitro certificado de fútbol. En su profesión como Ingeniero Civil, cuenta con una experiencia laboral de 15 años en las áreas de planificación del transporte, el modelado de la demanda de viajes, la ingeniería de tráfico, y la política de formulación a nivel nacional, regional y urbano. Actualmente es ingeniero de transporte en la empresa Metroplan, de Little Rock. Nelson realizó estudios de posgrado como ingeniero civil en el área de Planificación del Transporte, en Alemania. Después de graduarse, se quedó en Alemania trabajando por dos años laborando en las áreas de análisis de tráfico, la previsión o pronóstico de la demanda de viajes en proyectos del uso de la tierra y de transporte. Después regresó a Colombia, donde trabajó en diversos aspectos técnicos de la política nacional de transporte urbano, específicamente, para el Departamento Nacional de Planeación. Ha estado en EEUU por ocho años, en diversas empresas del sector privado. Ya acá, Nelson obtuvo otra maestría en el área de Gestión o “Management”. También obtuvo una certificación oficial como Planificador de Transporte Profesional. Nelson es políglota: domina con completa fluidez el español, el inglés y el alemán. Durante sus ratos libres, funge como árbitro de fútbol  certificado por la U.S. Socer Federation, y ha “arbitreado” partidos de fútbol  tanto en Arkansas como en Tennessee y Georgia. También ha organizado cursos de capacitación para árbitros latinos, con el fin de aumentar la calidad del juego y reivindicar esta noble actividad entre los latinos.

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /