Escapar de la pobreza
Por Michel Leidermann

 

Escapar de la pobreza es una lucha constante, no hay nada fácil al respecto. Salir de la pobreza requiere de mucho trabajo, incentivo, dedicación y sacrificio.

Y como a menudo es para los nacidos en la pobreza, las cartas que le dan están su contra. No sólo muchas de sus familias son pobres, pero también viven en pueblos rurales con pocas oportunidades, vienen de un hogar roto y sólo tienen una inteligencia promedio.

Pero si alguien les paga para que queden pobres, la gran mayoría de esas personas no hará el esfuerzo de superar su pobreza. Cuando se paga a la gente por no hacer nada, no sólo se les priva de su dignidad y amor propio, pero también se les priva de su incentivo para enfrentar la difícil lucha para escapar de la pobreza.

Eso es lo que está mal con nuestro sistema actual de beneficencia patrocinado por el gobierno. Ha creado una clase de gente con la mentalidad de que se les debe algo y que ellos personalmente no tienen la responsabilidad de hacer algo por sí mismos. De hecho, nuestro sistema actual de beneficencia, parece recompensar a la gente por ser irresponsable. 

Los que están atrincherados en este ciclo de la pobreza perpetua, ahora han aprendido a usar el sistema informático para capturar más y más beneficios para ellos mismos, así vemos un costo cada vez mayor de la beneficencia pública.

La mayoría podemos estar de acuerdo que nuestro país es lo suficientemente grande y lo suficientemente rico como para ayudar a aquellos que realmente no pueden ayudarse a sí mismos: los ancianos y los discapacitados. Pero el número de hombres y mujeres capaces, que defraudan el espíritu de nuestro sistema de beneficencia, está totalmente fuera de control.

Según la Encuesta de Ingresos y Participación realizada por el Censo de EE.UU.,

más de 100 millones de estadounidenses (un tercio de la población) están inscritos en el programa de beneficencia mínimo. Hay 46,4 millones recibiendo cupones de alimentos, a un costo de $ 71,8 mil millones en 2011. Uno de cada seis estadounidenses está en Medicaid. La Asistencia federal para la vivienda se ha incrementado un 42% desde 2006.

El punto es este: Nuestro sistema de beneficencia pública está fuera de control. Y como lo hemos hecho tan fácil para obtener beneficios del gobierno, los nacidos en la pobreza han perdido el incentivo para pelear la batalla para escapar de la pobreza. Demasiados estadounidenses capaces, se han vuelto totalmente adictos al dinero fácil de los contribuyentes.

No hay duda de que ha sido el capitalismo el que ha hecho de EEUU el país más exitoso, y más próspero del mundo. Ha sido el capitalismo el que ha dado oportunidad a los pobres, los oprimidos y los desfavorecidos. Ha sido el capitalismo el que ha premiado el trabajo duro y el incentivo, sin distinción de clase, raza o nacionalidad. Es el capitalismo el que pone a la gente a trabajar y da a luz a la oportunidad.

Hay que parar esta locura de repartir dineros gratis a hombres y mujeres sanos y capaces de trabajar.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /