UN MINUTO DE LA HISTORIA DE ARKANSAS
LA “MALDICIÓN DE LA ÉPOCA”

Por Ken Bridges, profesor de historia en el South Arkansas Community College en El Dorado

En los albores del siglo XX, muchos líderes empresariales y políticos de Arkansas tenían grandes esperanzas de progreso y prosperidad para el estado. Pero a medida Arkansas intentó avanzar, se enfrentó a un flagelo antiguo que de manera constante contuvo su avance.

Los Hookworms o Anquilostoma (lombriz parasitaria intestinal de gancho) habían infectado a miles de residentes de Arkansas, desgastando su salud y vitalidad de manera constante. El Hookworm o Anquilostoma es un parásito que infecta a menudo las personas que caminan a través del suelo o aguas residuales contaminadas con estos parásitos intestinales. Las infecciones pueden durar años. Los parásitos se esconden en el intestino, causando  fiebre, tos, náuseas, e incluso anemia y problemas del corazón.

El Dr. Charles Stiles, un nativo de Nueva York y médico entrenado en Europa, había estado llevando a cabo un estudio de la anquilostomiasis en los estados del Sur a inicios del siglo, y se alarmó ante lo común que la enfermedad se había convertido. Instigó a los funcionarios de salud a responder a esta crisis de salud pública en un documento de 1903.

John D. Rockefeller, el rico industrial, comenzó a interesarse por la situación. Parcialmente gracias a los esfuerzos de Stiles, Rockefeller donó $ 1 millón para  la creación de la Comisión Sanitaria Rockefeller para la Erradicación de la Anquilostomiasis en 1909. La tarea por delante era difícil. Arkansas era un estado de extrema pobreza, a pesar de ser bendecido con una abundancia de productos agrícolas. Las carreteras en las zonas rurales a menudo eran intransitables, si es que existían en absoluto, y era difícil para la gente de las zonas alejadas el llegar hasta un médico, y mucho menos, pagar uno.

Sin embargo, el estado tomó medidas. En 1913, se estableció el Departamento de Salud de Arkansas (ADH), siendo su máxima prioridad la erradicación de la anquilostomiasis.

Los informes sobre la magnitud del problema fueron impactantes. La Comisión Rockefeller informó que algunos condados tenían tasas superiores al 60% de infecciones. Los condados de Union, Nevada, y Columbia reportaron tasas de infección de más del 66%. El condado de Hot Spring reportó una tasa de infección del 75%. Algunas escuelas tenían una tasa de infección del 100%. El ADH informó que en un estudio, el 31,3 % de todos los residentes de Arkansas estaban infectados. ADH agregó que en un momento dado que 10.000 personas en el estado estaban tan infectadas, que no podían realizar cualquier tipo de trabajo.

La Comisión Rockefeller y la ADH establecieron clínicas gratuitas en todo el estado para tratar a los infectados. Un tratamiento de sales de Epsom y timol se prescribía para el tratamiento. 

Los médicos que trabajaban con la Comisión Rockefeller, sin embargo, se dieron cuenta del problema que llevaba a la anquilostomiasis: que muchos de los infectados, en particular los niños, no tenían zapatos y con frecuencia debían caminar hasta letrinas inundadas donde el suelo estaba contaminado con los parásitos intestinales. 

Los funcionarios de salud comenzaron  a insistir en que los niños debían usar zapatos puertas afuera y que las letrinas debían ser rediseñados de manera de prevenir la contaminación del suelo.

En 1914, la epidemia, llamada la “maldición de la época” había pasado, y la Comisión Rockefeller fue disuelta. 

Los Hookworm desaparecieron de los Estados Unidos, sin que los niños desde entonces, sean recordados que usar zapatos mientras salen al aire libre.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /