Los asesinatos de periodistas en México
Por Michel Leidermann
¿QUIÉN ESTÁ MATANDO A LOS periodistas mexicanos? Se dice que lo más probable es que sean los narcotraficantes. Pero lo que más sorprende es la opinión de altos funcionarios mexicanos, sobre el grado de involucramiento de policías corruptos en estos asesinatos.
Hay poca duda de que el norte de México está en un proceso de “colombización’’. A pesar de que Colombia todavía tiene el récord de más asesinatos de periodistas en los últimos diez años, México se ha convertido en el país latinoamericano con el mayor número de periodistas asesinados en los dos últimos años.
Desde el 2003, al menos seis periodistas mexicanos han sido asesinados. Tres de ellos en represalia directa por sus escritos, según dicen grupos como el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Reporteros sin Fronteras (RSF).
Un incremento general en la violencia relacionada con el narcotráfico ha generado 700 asesinatos en lo que va de este año. Las muertes de los periodistas están teniendo un efecto intimidatorio, haciendo que muchos periódicos del norte de México escriban cada vez menos sobre las bandas de narcotraficantes locales. Ultimamernte conocidos jefes de los carteles de droga han sido vistos comiendo en lugares públicos en ciudades fronterizas, sin que nadie lo reporte.
El Procurador General de México, Daniel Cabeza de Vaca, ha reconocido que las fuerzas policíacas locales son un gran problema (no sin razón la “mordida” es una palabra bien mexicana). “Las fuerzas policíacas locales son más fáciles de corromper por narcotraficantes’’, dijo. “Tienen menores requisitos de admisión, y muchas veces no están sujetos a pruebas regulares con detectores de mentiras o detectores de consumo de droga”, agregó.
De los 200,000 agentes de policía en México, sólo un 4% pertenece a la policía federal. El resto pertenece a las fuerzas policiales locales que por cláusulas constitucionales de soberanía estatal, están fuera del control del gobierno central. Muchos de los policías locales obtienen un uniforme y una pistola sin tener que contestar muchas preguntas. Y el problema se está poniendo peor. El número de fuerzas policíacas locales ha crecido en años recientes, y ya hay policías estatales, municipales, de parques, de caminos, de bancos y de cuanta cosa uno se puede imaginar.
Todavía no existe un banco de datos centralizado que tenga los antecedentes de todos los policías mexicanos. “Un delincuente de aquí puede buscar refugio en una policía local en otro lado’’ del país sin problemas”, reconoció Cabeza de Vaca. Lo cierto es que siempre ha existido corrupción en las fuerzas policiales mexicanas. Y también es cierto que, mientras que exista una gran demanda por drogas ilegales en EUA, y mientras siga el contrabando de armas ilegales de EUA a México, va a ser muy difícil eliminar la violencia de los carteles de la droga en México.
Pero a menos que México someta a un férreo control del gobierno central a las fuerzas policiales locales, veremos más asesinatos de periodistas, más violencia a lo largo de la frontera, y una cada vez mayor “colombización’’ del norte de México. Y si la prensa no los denuncia, seguiremos con el “quien calla, otorga”.
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /