Los santos vistos como mediadores ante la figura del Dios único
La cuestión más complicada hoy día es la de los milagros
9075A.jpg

El culto a los santos, vistos como mediadores ante la figura del Dios único, sigue muy arraigado entre los católicos, sin que los debates sobre los milagros que se les atribuyen hagan mella en su fe.

Por tradición, cada oficio tiene su santo patrón, desde los marineros hasta los cazadores, pasando por los viticultores o los charcuteros.

Los cristianos de todas las confesiones veneran a los apóstoles, muertos bajo el martirio, y a los padres de la Iglesia.

Los calvinistas tienen su Catedral de San Pedro en Ginebra y los luteranos han dado el nombre de Santo Tomás a numerosas iglesias.

No obstante, los protestantes, hostiles a la proliferación de fiestas religiosas en la Edad Media (hasta 80 días festivos en honor de santos patronos), no canonizan a nadie desde la Reforma de los siglos XV-XVI. Y en sus oraciones se dirigen directamente a Dios, sin intermediarios.

Odon Vallet, historiador francés de las religiones, explica que, en general, “cuanto más lejos parece Dios, más se recurre a modelos cercanos, a intercesores. Esta necesidad de proximidad es manifiesta en las religiones monoteístas”.

“Entre los musulmanes, añade, no se habla de santos, pero hay una veneración por los patriarcas de la Biblia y los compañeros del Profeta. Entre los judíos se observa un respeto parecido por los profetas y los patriarcas, como Abraham. 

En el politeísmo de los griegos antiguos o los romanos, los dioses y semidioses no eran santos y, con sus accesos de cólera, sus enamoramientos, sus guerras y sus caprichos, tenían mucho de humanos.

La cuestión más complicada hoy día es la de los milagros. En la Edad Media, la ciencia y la medicina no estaban autorizadas a hurgar demasiado en las curaciones inexplicables, consideradas como señales de una intervención divina.

Hubo que esperar hasta comienzos del siglo XX y el descubrimiento de medicamentos contra las convulsiones, para que las crisis de epilepsia no se consideraran más como el resultado de una ‘posesión diabólica’, sino de un desorden neurológico.

La ciencia parece poner en tela de juicio los milagros necesarios para la beatificación (uno) y para la canonización (dos). 

Pero es irrefutable que la fe puede causar una mejoría física o psicológica y tal vez curacioÏnes. 

 

Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /