¿Y AHORA?
Por Michel Leidermann
Como estaba previsto, las pasadas semanas, las comunidades de inmigrantes, en particular aquellas de origen latino, mostraron de manera contundente que se han transformado en una fuerza política de dimensiones considerables, con capacidad de influir en la política estadounidense.
Hasta ahora, estas comunidades existían y sólo se hacían presente en sus trabajos, sin embargo, la particularidad que distingue la nueva circunstancia, es que es la primera reacción masiva ante una propuesta de ley que criminaliza su presencia maleando a los indocumentados y a toda persona u organización que los ayude.
Entonces como resultado de estos movimientos sociales, la agenda política también incorpora otras demandas y pareciera que el proyecto de Sensenbrenner ya no es viable, y ahora los indocumentados demandan una amplia regularización de su situación. Entonces nos preguntamos: ¿Qué tanto más, además de evitar la criminalización, pueden obtener los indocumentados que se han manifestado en las marchas?.
Estados Unidos ha mantenido un estándar doble, discordante pero funcionalmente equilibrado que tolera la presencia indocumentada y al mismo tiempo pretende mostrar un mayor control de la frontera. Los inmigrantes indocumentados y sus familias vivían sin documentos, pero también saben que no les ocurrirá nada.
Con los ataques terroristas ocurridos el 11 de septiembre de 2001, se infló el tema de la seguridad. El ciudadano común, ya no cree en la seguridad de la frontera ante la presencia de 12 millones de indocumentados, ahora exigen que o bien se regule la entrada y la presencia de los inmigrantes o se cierre la frontera y se expulse a quienes se encuentran en el país ilegalmente.
Por eso surgió Sensenbrenner y otros conservadores, que optaron, equivocadamente, por convertir en delito la presencia indocumentada, provocando sin desearlo ni calcularlo, la reacción de miles de indocumentados y sus familias que ahora piden, lo que antes anhelaban en silencio, tímidamente.
Pero pareciera un sueño que estas comunidades insistan en una reforma migratoria integral, pidiendo además de la regularización, un programa de trabajo temporal, un modelo coordinado de manejo de las fronteras norte y sur, el desarrollo económico de las regiones de origen de los inmigrantes, y una nueva forma de abordar la migración centroamericana que usa a México como tránsito hacia Estados Unidos.
En el fondo, los inmigrantes que marcharon, quieren esencialmente, una regularización, y lo demás, aunque forma parte del discurso, no es fundamental.
Así pues, las marchas y otras expresiones de los inmigrantes tienen como triunfo el haber desenmascarado la propuesta 4437 y el haber disparado un cambio en cómo el gobierno y la sociedad estadounidense ven el proceso migratorio. Más aún, se ha modificado sustancialmente, el cómo se ven a sí mismos: una fuerza viva con voz y ojalá con influencia.
Es previsible que se apruebe algún tipo de legalización entre las dos opciones: cerrar la frontera para evitar que en un futuro ocurra lo mismo que ahora pero con nuevos indocumentados, o poner orden en la necesaria llegada de nuevos inmigrantes. Algo así como que no entre nadie o que entren sólo los que Estados Unidos quiere y necesita.
Aunque, seguramente, habrá voces que pidan cambios más radicales, lo que se consiga será considerable y lo que está ocurriendo marca un hito en la historia del proceso migratorio entre México y los EUA, pero por desgracia no es, ni será, una reforma migratoria integral.
Edición de esta semana
JORGE AGUIRRE GARCÍA: ALUMNO SOBRESALIENTE DEL 8º GRADO DE LA CLOVERDALE CHARTER SCHOOL EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Jorge Aguirre García, de 14 años y alumno del 8º grado en la Cloverdale Aerospace Technology Conversion Charter Middle School en Little Rock, ganó la Distinción Nacional por su trabajo académico en Matemáticas completando MATH 180 II que es un sistema integral de instrucción, evaluación y desarrollo diseñado para equipar a los estudiantes con el conocimiento, el razonamiento y la confianza para prosperar en álgebra. Fue uno de tres jóvenes en la nación votados para este honor.   / ver más /
El sábado 9 a las 7 PM, agentes policiales fueron enviados al #8706 Stanton Road casi esquina con Baseline Rd por una denuncia de asalto. A su llegada, los oficiales se pusieron en contacto con José Ibarra, quien informó que había sido apuñalado por Carlos Umberto Ramos de 36 años. Ibarra sufría de una herida de arma blanca en el pecho. Los oficiales también localizaron una segunda víctima, Evedencio Ramón Ordóñez, de 33 años, con una aparente herida de arma blanca en el pecho quien fue transportado a UAMS donde murió más tarde como resultado de sus heridas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump está tratando de hacer que EE.UU. vuelva a ser blanco y los demócratas tienen demasiado miedo de denunciarlo tal cual. El ritmo agresivo de deportaciones de inmigrantes, la eliminación del programa DACA y las propuestas antiinmigrantes contra ciertos grupos, tendrán el innegable efecto de retardar la rápida diversificación racial de la población.   / ver más /