LA COMUNICACIÓN EN LA RELACIÓN MÉDICO CON PACIENTE

La comunicación es cada vez más esencial en la práctica clínica. Su base es el consentimiento informado. En otros tiempos era posible actuar desde una perspectiva paternalista, simplemente guiados por el principio de beneficencia, de buscar lo mejor para el enfermo y el médico era el que sabía lo que era mejor. Hoy en día es necesario informar y, para ello, aprender a comunicarse con el paciente y sus familias.

Las respuestas a la complejidad creciente de las decisiones clínicas son dos: una es la medicina basada en la evidencia (en los hechos); la segunda es la medicina basada en los valores.

Al médico acuden enfermos, no órganos, de ahí la necesidad de una medicina humanista pero también científica. Cada enfermo (y cada médico) es un mundo, porque cada ser humano es diferente e irrepetible.

 

¿QUÉ ES HIPPA?

HIPAA es sinónimo de la Ley de Responsabilidad de Seguro de Salud de Portabilidad. Fue aprobada en 1996 para proteger la información de salud del paciente y garantizar su confidencialidad. Los planes de salud, empresas de facturación médica y los proveedores de atención de la salud, están sujetos a normas estrictas en cuanto a la información sobre la salud de un paciente.

El paciente tiene derecho a ser informado de manera clara y apropiada sobre su estado de salud, sobre los análisis y tratamientos, sobre sus consecuencias y los eventuales

riesgos que implican, sobre el pronóstico y sobre los aspectos financieros del

tratamiento, para que pueda aceptar el tratamiento con conocimiento de causa.

Si lo desea, el paciente siempre puede pedir una segunda opinión médica a otro médico

En el momento de su ingreso a un establecimiento u oficina sanitaria, el paciente debe recibir información escrita sobre sus derechos y sus deberes y sobre las condiciones de su atención y/o estancia.

Podría limitarse la información, o incluso no darla sólo en dos casos:

 Si el paciente renuncia de manera clara a estar informado, por ejemplo si prefiere ignorar si tiene o no tiene una enfermedad incurable;

 En caso de urgencia, se postergará la información

La información debe dirigirse al paciente, y solo a él. Los profesionales de salud están sujetos al secreto profesional (incluyendo a los colegas que no participan en el tratamiento)

Si el paciente ha designado un representante terapéutico, el profesional de salud deberá facilitarle las informaciones pertinentes.

 

Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /