¿y usted que opina?
Por Michel Leidermann
INDOCUMENTADOS CON VISA
Cuando se habla sobre indocumentados, normalmente se visualiza a millones de ilegales cruzando el río Grande. Pero la realidad de acuerdo a la Migra (ICE), es que entre un tercio y la mitad de los indocumentados en los EUA (unos 3.8 millones), entraron a los EUA legalmente con una visa. Claro está que se quedaron y no salieron como debían, pero la verdad es que entonces la frontera con México no es tan abierta ni la única puerta de entrada para los indocumentados.
Así fue como entraron a los EUA, once de los diecinueve terroristas que cometieron los horrendos ataques del 9/11.
Las autoridades no tienen funcionando un sistema para controlar, detener y deportar a todos aquellos visitantes de todo el mundo que llegan a los EUA y que no se regresan a sus países de origen.
Las regulaciones para controlar quien entra y quien sale, están vigentes hace tiempo, pero no se cumplen. Para hacerlo, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) necesitaría tener a su disposición un sistema eficaz para seguir la huella de los que entran legalmente, otro para los que salen, y suficiente personal y presupuesto para perseguir a aquellos que se quedan ilegalmente.
Pero naturalmente antes del 9/11, ninguna repartición de gobierno ni los legisladores se preocupaban mucho de saber quienes se quedaban ilegalmente más allá del plazo de su visa.
Después del 9/11 se estableció el programa US-VISIT que pretendía controlar las estadías de los visitantes. Pero resulta que el DHS no puede efectivizarlo, porque el programa de ingresos no cubre a los visitantes de Canadá ni México que sumaban 156 millones de cruces fronterizos anuales según los últimos datos disponibles del 2002.
El programa que revisa las salidas del país, sólo funciona en una docena de aeropuertos, tres puertos marítimos y en ninguno de los 154 puestos fronterizos de entrada por tierra.
Aunque US-VISIT ya detectó a unos 1,100 criminales y otros delincuentes, no ha servido para descubrir a las personas que se quedan más allá de las fechas permitidas. El solucionar el problema no es fácil ni barato, pero el construir muros en la frontera, no detendrá a los millones de indocumentados que llegan legalmente y que después se quedan ilegalmente.

FAYETTEVILLE MEJOR
Fayetteville y Little Rock están entre los mejores lugares para vivir en los EUA de acuerdo a una reciente evaluación de la prestigiosa revista Forbes. Fayetteville ocupó el 9º lugar entre 150 ciudades y Little Rock el 48º.
Entre las categorías más sobresalientes de Fayetteville están: 4º en crecimiento de trabajos; 15º en el costo para hacer negocio; 99º en el desempeño educativo, 1º en el país en ingresos brutos per capita; y 23º en el porcentaje de crímenes por cada 100,000 residentes.
De las categorías más destacadas de Little Rock están: 87º en crecimiento de trabajos; 27º en el costo para hacer negocio; 69º en el desempeño educativo, 6º en ingresos brutos pérdida auditiva capita; pero 145º º en el porcentaje de crímenes por cada 100,000 residentes.
Ninguna otra ciudad de Arkansas está incluida en las lista de las 150 evaluadas por Forbes.

CUBA
Según el gobierno americano, comerciar con Cuba es equivocado pues es un país comunista, pero el comercio con China y Vietnam está viento en popa pues dicen es vital para mantener el espíritu de la armonía internacional y fomentar la democracia.
Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /