LA VERDAD DETRÁS DE LOS NIÑOS MIGRANTES

La promesa del presidente Obama de firmar órdenes ejecutivas para reformar el sistema de inmigración y detener la avalancha de niños centroamericanos, es una buena noticia. Pero no ataca el problema de fondo, que es el hecho de que un 60% de los niños de Centroamérica no terminan la escuela secundaria, y están en las calles.

Obama resolvió actuar por la crisis humanitaria con los cerca de 60,000 niños que han cruzado ilegalmente la frontera (estimados 90,000 para 9/30) sin sus padres. Casi todos de El Salvador, Guatemala y Honduras, por la violencia de las pandillas del y por el desaliento económica en sus países.

Pero el plan de Obama se centra casi exclusivamente en medidas policíacas, como la creación de nuevos centros de detención y controles en la frontera.

La razón de fondo por la que tantos niños centroamericanos cruzan la frontera, es que abandonan la escuela y están viviendo en las calles, con pocas alternativas fuera de la de unirse a las pandillas del narcotráfico o convertirse en sus víctimas.

Además de la violencia, estos niños no tienen perspectivas económicas. Las economías de sus países están congeladas en el tiempo, viviendo de un puñado de exportaciones agrícolas y de las remesas familiares provenientes de Estados Unidos.

En parte, por un absurdo nacionalismo que impide una integración centroamericana que permita que estas ínfimas tres economías puedan complementarse y ser más competitivas, y por el pésimo nivel educativo que les impide elaborar productos más sofisticados, el futuro económico de Centroamérica es sombrío.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) expuso que sólo el 27% de los jóvenes de Guatemala, 40% de los de Honduras y 41% de los de El Salvador, terminan la escuela secundaria.

No resulta sorprendente, entonces, que los padres de muchos de esos niños y niñas, temerosos de verlas violadas o asesinados por las pandillas, los insten a huir al exterior.

Según la Oficina de las Naciones Unidas para Refugiados, el número de migrantes —incluidos los niños— de El Salvador, Guatemala y Honduras que han pedido asilo en Estados Unidos ha subido un 757% desde el 2008, el número de migrantes de esos tres países que han pedido asilo en otras naciones como México y Panamá, ha subido un 712%.

Estudios en varias partes del mundo han demostrado que cuanto más tiempo permanecen los niños en la escuela, es menos probable que emigren. Ir más años a la escuela no garantiza que los niños no vayan a emigrar, pero disminuye las posibilidades. Cuantos más años pasan en la escuela, tanto más probable es que se pongan de novios, encuentren un trabajo, o echen más raíces en su país.

El plan de Obama de abrir nuevos centros de detención en la frontera, deportar más niños centroamericanos inmigrantes y darle más ayuda a los ejércitos y las policías centroamericanas puede contribuir a mitigar la crisis migratoria, pero no demasiado.

Obama debería lanzar una Iniciativa de Educación Regional Centroamericana para ayudar a que los niños de esos países pasen más tiempo en la escuela, y menos en las calles. Sin un plan para mejorar la educación, los niños seguirán escapando de la realidad de sus países.

 

Edición de esta semana
JORGE AGUIRRE GARCÍA: ALUMNO SOBRESALIENTE DEL 8º GRADO DE LA CLOVERDALE CHARTER SCHOOL EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Jorge Aguirre García, de 14 años y alumno del 8º grado en la Cloverdale Aerospace Technology Conversion Charter Middle School en Little Rock, ganó la Distinción Nacional por su trabajo académico en Matemáticas completando MATH 180 II que es un sistema integral de instrucción, evaluación y desarrollo diseñado para equipar a los estudiantes con el conocimiento, el razonamiento y la confianza para prosperar en álgebra. Fue uno de tres jóvenes en la nación votados para este honor.   / ver más /
El sábado 9 a las 7 PM, agentes policiales fueron enviados al #8706 Stanton Road casi esquina con Baseline Rd por una denuncia de asalto. A su llegada, los oficiales se pusieron en contacto con José Ibarra, quien informó que había sido apuñalado por Carlos Umberto Ramos de 36 años. Ibarra sufría de una herida de arma blanca en el pecho. Los oficiales también localizaron una segunda víctima, Evedencio Ramón Ordóñez, de 33 años, con una aparente herida de arma blanca en el pecho quien fue transportado a UAMS donde murió más tarde como resultado de sus heridas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump está tratando de hacer que EE.UU. vuelva a ser blanco y los demócratas tienen demasiado miedo de denunciarlo tal cual. El ritmo agresivo de deportaciones de inmigrantes, la eliminación del programa DACA y las propuestas antiinmigrantes contra ciertos grupos, tendrán el innegable efecto de retardar la rápida diversificación racial de la población.   / ver más /