ACTIVISTA DE “UNIDOS POR LA REFORMA” SALVADOR ZAMORA Y SU HERMANO MARTIN VISITARON LITTLE ROCK
CAMINÓ 2700 MILLAS Y PARTICIPÓ EN TRES HUELGAS DE HAMBRE PARA FOMENTAR LA UNIÓN Y EL ACTIVISMO ENTRE LOS INMIGRANTES
Por Michel Leidermann
9586A.jpg

Salvador Zamora, oriundo de Michoacán, se entrevistó con El Latino el miércoles 3 para platicarnos sobre sus esfuerzos y aspiraciones en lograr la legalización y ganar el respeto para todos los indocumentados en los Estados Unidos. Se encuentra en Little Rock en su nuevo trayecto a Washington DC, simplemente porque su vehículo de averió y necesita arreglarlo o reemplazarlo.

“Soy un inmigrante que cruzó a los EEUU de forma indocumentada en 1978 a los 16 años, buscando una vida mejor. Hice varios intentos por Tijuana y Mexicali, hasta que lo logré. Trabajé en los campos de California y pude arreglar con la Amnistia del 86. Por ese agradecimiento y con el paso del tiempo, pensé en como podía ayudar a impulsar una nueva reforma migratoria.  Por el año 2005 viviendo en Las Vegas, Nevada me empecé a involucrar en el activismo pro-reforma”, dijo.
“Viendo la inconsistencia de la participación de nuestra gente en las marchas y actividades para manifestarnos y pedir una reforma a las leyes de migración y notando el descontento por parte de algunos líderes y activistas por esta situación, me di a la tarea de descubrir las razones y ver como podía ayudar a impulsar el movimiento pro-reforma” manifestó Salvador. 

“Fue así como hablando con la gente empecé a descubrir algunas razones de esa situación y a idear un plan para poder participar y ayudar. No sabía que seria, lo que si sabía es que tenía que hacer algo, Todo comenzó poco a poco. Carente de influencias políticas, los suficientes recursos financieros y la educación necesaria para desarrollar una estructurada campaña de cabildeo en el Congreso en Washington, D.C., un día decidí caminar a través del país, desde Los Ángeles, California, hasta Washington, D.C. con el objetivo de llegar hasta la Casa Blanca y hablar con el presidente Barack Obama, y con los legisladores del Congreso que es donde pasan las leyes y se votan los cambios y propuestas de leyes de esta nación. La idea que nació en mi en 2005, no recibió mucho apoyo. De hecho mucha gente me decía que sra una idea loca y no quería ser parte del esfuerzo”.

“Empecé a descubrir durante nuestra caminata, que también era necesario, ayudar a concientizar a nuestros hermanos inmigrantes a participar activamente en este esfuerzo para la anhelada reforma, ayudar a que se involucraran y lograr algún progreso, y a buscar la unión entre todos nosotros (indocumentados, con mica, ciudadanos, mexicanos, centroamericanos y sudamericanos) para trabajar aunados y organizadamente y poder avanzar como comunidad e influir en cambiar las actuales leyes”.  

La caminata inició el 10 de octubre del 2009 y concluyó en Washington D.C. el 24 de mayo del 2010, después de caminar 2700 millas en 8 meses y cruzando 8 estados, y todo eso a pesar de haber sido operado de una  fractura en la columna en su juventud. Tan solo llevaba consigo unos tenis usados y otros 8 pares de repuesto, comida y agua para algunos días. Salvador tuvo que echar mano de los ahorros que tenía para llegar como fuera a la capital de la nación. Hubo muchos incidentes y peligros en el camino, encuentros con víboras y osos, burlas e insultos y hasta un atentado contra su vida por atropello de un auto en Arizona por la carretera 66, pero igualmente hubo mucho aprendizaje.  

Habiendo ya iniciado la caminata en octubre, en diciembre fue notificado que los papeles que había metido para la ciudadanía estaban aprobados, Y así pues regresó para recibir su certificado en enero de 2010 y reiniciar seguidamente la marcha hacia Washington DC.

Cuando cruzaba Nuevo México, el entonces gobernador, el méxico-americano, Bill Richardson, supo de su esfuerzo y lo recibió en la sede del gobierno ofreciendo todo su apoyo al proyecto. Este acto animó aún más a Salvador a seguir adelante en su campaña,  con la declaración de Richardson ante los medios a favor a una reforma migratoria justa y comprensiva.

Salvador logró sólo parte de su objetivo. Por fortuna durante su camino se encontraría con la solidaridad de decenas de personas que durante esos largos meses lejos de casa, le brindarían su apoyo, lo acompañarían en tramos del camino y en muchas ocasiones le darían provisiones y hasta dinero.

A su llegada a la capital, Salvador comentó, “Venimos buscando la justicia y me siento satisfecho de haber logrado este primer paso caminado por todo el país en este largo camino que muchos creían imposible, estoy cansado, tengo dolores en diferentes partes principalmente en mis piernas pero no llego derrotado o moribundo, sino con mucho ánimo de seguir, el camino ya se terminó y el compromiso que me eché a cuestas a nombre de mis hermanos los inmigrantes y de mi mismo, se cumplió, ahora sé que esta misión no termina aquí apenas comienza. No nos vamos a detener, seguiremos luchando y uniendo nuestras voces, tratando de descubrir las formas y la estrategia para lograr que se nos dé un trato de respeto, de igualdad, de dignidad, y poder superar esas injusticias sociales que nos persiguen”.

Permaneció en Washington D.C. por casi 6 meses pudiendo reunirse con algunos legisladores latinos pero no con el presidente Obama. Varios lo felicitaban por su “hazaña” y le sugirieron que hiciera una película, a lo cual Salvador se negó pues lo que quería era promover la causa pro-reforma, y no a sí mismo.

Pero su lucha por la reforma no paró allí. El 1 de julio de 2011 Salvador inició una huelga de hambre en el condado de Cobb, cerca de Atlanta, Georgia, junto con el activista de origen hondureño Martin Javier Altamirano, contra la Ley HB-87 y en pro de una reforma migratoria. Pero el prolongado ayuno que alcanzó los 70 días y la pérdida de 50 libras de peso, deterioró su estado de salud y tuvo que ser hospitalizado de emergencia tras mostrar un cuadro agudo de desnutrición. Esta fue la segunda vez que Salvador tuvo una urgencia médica pues 7 meses antes (diciembre) en Las Vegas sufrió una apéndice reventada. 

9586B.jpg
Luego, aún muy débil, lo tuvieron que llevar en silla de ruedas para que entregara una carta de protesta contra el Gobernador de Georgia, Nathan Deal. “Quiero que deroguen esas leyes. Mi situación personal no me interesa. Me preocupa la de otra gente. Llevaré mi huelga de hambre hasta donde haga falta”, declaró el activista.

“Nuestro concepto sobre el tema migratorio y el activismo a través de la huelga de hambre es que ésta no es una pelea o guerra con batallas a ganar, más bien es un desafío con obstáculos a superar”, expresó Salvador 

“Es un llamado a la conciencia de los que emigramos de países turbulentos y pobres en busca de mejorar económicamente y se nos olvida tener un balance, y muchos al llegar y establecernos se nos olvida de dónde venimos y no logramos ver que necesitamos permanecer unidos por el bien de todos” apuntó.

Posteriormente, el domingo 14 de octubre de 2012 inició otra caminata desde Las Vegas para llegar a Phoenix, Arizona antes de las elecciones del 6 de noviembre e iniciar una huelga de hambre por las reiteradas violaciones a los derechos humanos y civiles de los inmigrantes por la oficina del alguacil Joe Arpaio. “Lo que pasa en Arizona puede afectar a todo el país” dijo Salvador en su momento. Desafortunadamente no contó con el apoyo necesario para realizar la huelga y Arpaio fue reelegido.

Su desgaste físico después de tanto esfuerzo, caminatas y huelgas de hambre, volvieron a complicarle la salud cuando en abril del 2013, estando en Las Vegas, tuvo que ser tratado nuevamente con piedras en el riñón y una inflamación del hígado. Estuvo convaleciente por casi seis meses. 

Pero todo eso no lo detuvo, el 12 noviembre de 2013 se unió al grupo “Ayuno por las familias” con 18 activistas encabezados por el dirigente Eliseo Medina, del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU), en una tienda de campaña en la plaza denominada el Mall Nacional, cerca del edificio del Capitolio en Washington D.C., para iniciar una nueva huelga de hambre y tomando solo agua. Luego de que unas 200 personas participaran en distintas etapas de la huelga, una veintena de activistas culminaron el jueves 12 de diciembre  la huelga de hambre. 

Por la carpa desfilaron políticos y personalidades mostrándoles su solidaridad, entre ellos el vicepresidente Joe Biden, y el viernes 29 de noviembre los visitantes de honor fueron Michelle y Barack Obama, quienes les dieron apoyo y palabras de aliento. 

Zamora, con 52 años de edad, sufrido pero orgulloso, se mantiene positivo al confiar en la gente que caminó a su lado y que siguió con atención sus penurias por desiertos, montañas y parajes inhóspitos. Se fía en la gente que cada día lo llama o le envía mensajes de texto a su teléfono, gente que se une a su página Facebook o por Internet (www.unidosporlareforma.com), reconociendo el aporte de los inmigrantes latinos al crecimiento cultural y económico de los Estados Unidos.

Su próximo plan es formar una coalición a nivel nacional de unión entre todos los latinos, enlazando a todas las organizaciones pro latinas para lograr la fortaleza y el avance que se necesita en la búsqueda de la tan ansiada reforma migratoria que daría tranquilidad y un futuro seguro y mejor no tan sólo a 11 millones de inmigrantes indocumentados, sino también a millones más, que son sus familias y que sufren el miedo de la deportación de sus progenitores y hermanos indocumentados.  

Sin embargo Salvador dice que muchas organizaciones se pierden en el camino y se olvidan del propósito principal. Y que hasta hay gente con mentalidad negativa pues no participan fuertemente en los eventos públicos para presionar a los legisladores por una reforma. Hasta hay quienes piensan que por ser inmigrantes tienen miedo de salir a las manifestaciones y marchas, que piensan que no tienen derechos, que piensan que no valen lo mismo que otras personas. Y lo peor es que no están unidos en una lucha que tiene un gran valor y hasta creen que arriesgar la vida por esta causa, es una causa perdida.

Gracias Salvador por recordarnos que aunque tome tiempo, la lucha si vale y debe continuar, Y gracias por detenerse en Little Rock.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN Y CONTACTAR A SALVADOR ZAMORA, VISITE www.unidosporlareforma.com, o www.facebook.com/unidosporlareforma, Tel: 702 860 0607 y correo: Salvadorlasvegas@live.com.mx. 

 

PARA VER VIDEOS DE SU MARCHA EN YOU TUBE, VISITE:

https://www.youtube.com/watch?v=yBc5f6oVl8A

https://www.youtube.com/watch?v=UrpJtKldvH8

https://www.youtube.com/watch?v=d56Ne-yhbF8

 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /