Comentario
08/25/2017
El terrorismo elige a conciencia a sus enemigos y esta vez ha escogido una ciudad que representa como ninguna otra el espíritu de espacio abierto, democrático y plural que el radicalismo intenta precisamente cercenar. El atentado que sacudió el jueves 17 el corazón de Barcelona, es un golpe a una ciudad emblemática, dinámica y cosmopolita que recibe el afecto y la visita de millones de personas de todas partes del mundo, motor económico y cultural europeo y mediterráneo, pero también a un país —España— que libra desde el doloroso 11 de marzo de 2004 un combate enérgico y sin tregua contra el terrorismo y a un continente —Europa— que se ha convertido en primera línea del frente para un islamismo extremista que intenta acabar con sus valores.  
Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /